Ciencia Ficción

Construyendo el AT-ST de Bandai escala 1/48

por David Guardia González  © Modeler Site

Aviso legal

Ningún material de MS puede ser copiado, reproducido total o parcialmente, republicado, descargado de la red, trasmitido, anunciado, o distribuido de forma alguna, por ningún medio existente y o por inventar. A sola excepción de que usted descargue de la red una copia de los materiales en una sola computadora para su uso personal familiar, no-comercial, a condición de que usted mantenga intactos los derechos de propiedad literaria y otros avisos de propiedad. La modificación de los materiales o uso de los materiales para cualquier otro propósito es una violación de los derechos de autor y otros derechos de propiedad de Damian Covalski . Para los fines de estos términos, el uso de cualquier material perteneciente a MS en cualquier otro sitio WEB o computadora conectada a una red distinta de Internet esta terminantemente prohibida.

Lea más aquí > Aviso legal


La idea de montar y pintar este modelo, me rondaba hace tiempo por la cabeza. No sólo es uno de los vehículos que más me gustan de la saga, además, la marca que lo puso en el mercado, Bandai, es conocida por hacer unos excelentes modelos, con unos montajes “snap” de encajes perfectos sin necesidad de pegamento con un alto grado de detalle.

 


Si por algo había demorado el proyecto, es por la falta total de esquemas vistosos. O lo pintaba en gris, o en gris, y de éstos, está la web llena. Pero un día, un amigo me hizo llegar un montón de perfiles con gran cantidad de camuflajes de lo mas variopintos. No se basaban en ninguna de las películas, y eran del todo, imaginadas por su autor. Así de pronto, me di cuenta, que como artefacto de SciFi, ¡podía pintarlo como quisiese!
No sería difícil imaginarse un ATST abandonado por el Imperio Galáctico (empire) y usado por los rebeldes para su causa, y de este modo, decorado de alguna forma atractiva…
El camuflaje representado, está basado en uno de estos perfiles, y la pintura, además, pensada para mostrar a los Gamers que usan esta escala, que, con poco trabajo, pueden obtener una vistosa pieza que destaque en su tablero de mesa del resto.


Construcción

Como os decía, el montaje no entraña más dificultad que la de seguir las instrucciones detenidamente e ir uniendo las piezas unas con otras solo ejerciendo presión. Esto no significa que sea un juguete, y, de hecho, volver “hacia atrás”, es decir, desmontar las piezas es un arduo trabajo por la precisión con la que encaja todo. Hay un par de pasos que atañen a las patas de la criatura, a las que hay que prestar una atención extra para no montar mal estas partes, pero por lo demás, en una sesión se puede dejar lista para pintura.
Tan sólo he realizado un par de “mejoras”. Perforar los cañones láser es una de ellas. Aunque ya traen su propio orificio, he creído que estéticamente era mejor.
 


En el interior, hay lugar para colocar una figura de Chewbacca. Ésta figura es perfecta para dársela a vuestra mascota, si tenéis, para que juegue con ella, ya que al contrario que la maqueta, es francamente mala...
Con un trozo de plástico transparente he tapado toda las aberturas de forma que el interior no se verá desde fuera. El hecho de que el plástico usado fue transparente ayudó a la hora de calcar la forma y recortarla.
 


Las piezas que componen la cabina de mando, fueron dejadas sin apretar completamente, para poder removerlas fácilmente y pintar con mas comodidad.
El hecho de que las patas sean articuladas, nos da la posibilidad de ponerlo en la posición que queramos.
Siempre doy una capa de imprimación a mis modelos, para asegurar una buena base para la pintura posterior, y poder aplicar todo el weathering sin miedo a remover la pintura. La mayoría de las veces uso el aerosol gris de Tamiya, pero en este caso, como quiero un fondo negro para aprovecharlo como sombras, la mejor opción es el aerosol negro de Citadel. Como cualquier pintura en aerosol, el único cuidado que hay que tener es agitar el envase correctamente y no cargar de pintura la superficie, haciendo pasadas rápidas a una distancia de unos 25cm.
 


Una vez curada la imprimación había llegado el momento de iluminar todas las partes con blanco puro. Esto no es un efecto con el cual buscaba iluminar, como si la luz llegara desde arriba, sino que, desde todas partes, logrando tonos de luz y sombras. Intenté realizar degradados del blanco, partiendo de un borde, con mucho blanco, y terminando en el negro base.
No tengáis miedo en este paso, pues luego, el color base lo usaremos para ecualizar el conjunto.


En zonas con líneas de panel, se puede utilizar cinta de enmascarar para lograr un efecto interesante.


Había llegado el momento de aplicar los colores base. Hay dos placas laterales del ATST que fueron pintadas, a diferencia del resto, imitando una superficie oxidada. Una de ellas, además, recibió un tratamiento de desconchones utilizando la técnica del fijador de cabello. En ambos casos hay que dar primero el color anaranjado.
Hay que aerografiar la pintura muy diluida, evitando tapar el efecto antes logrado de sombras y luces. Es mejor dar mas muy livianas que taparlo todo de una vez.
He usado una mezcla de marrón, amarillo arena y naranja.
 


En la siguiente imagen se puede apreciar que ocurre cuando se aplica mucha pintura. A la izquierda la pintura correctamente aplicada, muestra debajo las sombras. A la derecha, la pintura ha tapado completamente el efecto. Aunque esto lo he hecho para que lo podáis ver, de ocurrir, podéis usar negro muy diluido y sombrear nuevamente la zona que necesitéis.
Para el resto de piezas, lo que será el color predominante del modelo, he usado un gris verdoso, el XF-21 Sky de Tamiya.


Con la ayuda del liquido de AK para desconchones, es realmente fácil lograr pintura saltada convincente. Se aplica el producto con el aerógrafo. Se deja secar, (el tiempo que nos cuesta limpiar el aerógrafo como mínimo), se aplica el color y nuevamente, en un par de minutos, con un pincel y agua, se activa el liquido y la pintura se comienza a levantar. La cantidad de desconchones y donde estará lo decidimos nosotros.


He puesto unas marcas, a modo de líneas blancas, que identifican la unidad. Tras enmascarar, he seguido los mismos pasos para desconchar que antes, pero esta vez, he elegido hacer desaparecer casi por completo las líneas.
 


Para el camuflaje, he perforado una plantilla con la ayuda de una perforadora de papel. Una vez más, el uso de plástico transparente nos servirá de ayuda a la hora de aplicar el camuflaje.
 


Una vez elegida la ubicación de la “mancha”, la sujeto con un poco de cinta y pulverizo con una suave capa de marrón rojizo, sin cargar demasiado, tratando de que se vean aun las sombras.
 


Para las manchas blancas, he realizado otro agujero de inferior diámetro. Podéis usar una mecha de la medida que os guste, la punta redonda de un soldador o con un sacabocados de la medida, si tenéis.
El blanco, como veis en las fotos, también lo he tirado sin saturar, lo que deja entrever los colores por debajo.
Al parecer, en el mundo real, este tipo de camuflaje se utiliza para imitar la luz que pasa entre las hojas de los árboles…


Como base al weathering, todo el modelo recibió un lavado oscuro. Esto resalta los detalles y da volumen. He usado el “Paneliner” de Ak, que, aunque está listo para usar del bote, siempre diluyo un poco mas con white spirit. Es importante humedecer antes de aplicar, ya que al ser el color base mate, podrían quedar manchas, y además es más difícil colocarlo donde queremos sobre una superficie seca.
 


Los interiores fueron pintados de una forma “correcta”. Es decir, aquí cada cual puede explayarse lo que quiera hasta un grado de pintura que va desde muy básico hasta un gran trabajo. En mi caso, que no me gusta mucho pintar interiores, he decorado algunos detalles para que de mirar por la escotilla se vea que se han trabajado mínimamente. Recordad, que la intención es crear una pieza vistosa con poco trabajo.
 


Algunos desconchones, se han representado mediante esponja y pincel. Con un trozo de esponja, se coge un poco de pintura elegida, (en este caso, una mezcla de siena tostada y algo de negro), y tras retirar el exceso en un paño golpeando ligeramente hasta casi no manchar, se aplica en aristas mediante ligeros toques. Es una técnica muy sencilla, pero suele crear “adicción” estropeando nuestros modelos por exceso. Así, que poco a poco, y eligiendo bien donde colocar los desconchones, vamos añadiendo éstos.
Para rematar algunos de ellos, con un pincel fino, damos forma a la vez que añadimos rayones y roces.


El ensuciado o weathering, lo he comenzado por la zona que he imaginado debería estar mas sucia. Así, en esta zona, puedo empezar a ver que tonos pueden quedar bien para el resto. Hay diversidad de productos y marcas, cualesquiera de ellas son válidas. Es cuestión de ir sumando efectos sin miedo, pero con una sola condición: no coger el pincel cargado de producto, y empastar todo el modelo. Se trata de ir poco a poco, poniendo un efecto aquí y otro allá, en zonas concretas, y que vaya ganando en vistosidad por la suma y no quede todo igual.
 


En las siguientes imágenes se muestran tres ejemplos de aplicación. Observad como he buscado no embadurnar, si no destacar ciertas partes con diferentes tonalidades. Es un proceso bastante rápido, ya que ni siquiera hay que dejar secar entre color y color.


Realizar salpicados, incrementa la sensación de ensuciado recibido por salpicaduras o pequeños impactos. Una forma muy sencilla de hacerlos en coger un pincel con pintura acrílica muy diluida y, después de descargar el exceso en una servilleta de papel, con la ayuda de un palillo, salpicar sobre la superficie. He utilizado tonos verdosos y marrones. Si alguna gota es demasiado grande o no nos gusta, con un pincel limpio, lo podemos retirar siempre que lo hagamos rápido.


Para empolvar, lo mas rápido y sencillo, es coger un par de tonos color arena y tirar con aerógrafo. Pero una vez más, lo que hay que evitar a toda costa, es dejar el modelo como si saliese de una tormenta de arena. He insistido en zonas bajas de las piezas y placas laterales. He evitado pigmentos en polvo para poder mover la posición del modelo sin miedo a dejar mis huellas marcadas en ella.
 


Una vez empolvado, agrego manchas de aceite fresco y escurridos de grasa. MIg Productions de AK, tiene un producto llamado “Oíl and Grease” que es perfecto para este cometido.


La base que trae la propia maqueta, es mas que suficiente para mostrar nuestro modelo terminado.
He enmascarado las huellas con cinta adhesiva transparente, y tras “pintar” con cola blanca y agua, he espolvoreado polvo de yeso y arena. Una vez seco, un filtro marrón abundante para resaltar y colocado unos matojos de hiervas de la marca Green Stuff.

Si no fuera porque la idea es poder “jugar” con él, esta es una zona donde recrearse y llenarla de vegetación y detalles. Pero en nuestro caso, he preferido no hacerlo para evitar daños al cogerla.
Aprovechando un marco barato de fotos, lo he recortado y adaptado a la base, haciendo más atractivo el conjunto.

 


Para aquellos que simplemente busquen un bonito modelo para una mesa de juego, ésta es una rápida forma de lograrlo. Pero para el resto de modelistas, que busquen un AT-ST que poner en sus vitrinas, ésta, será una buena base para empezar.
Sumadle pigmentos en polvo, más vegetación, un árbol y alguna figura, más grasa, más…
Creo que haré otro, con el objetivo de explayarme mucho más…



Las fotos de gran tamaño solo están disponibles en el formato PDF.


Apóyenos ordenando nuestras notas en PDF > Aquí