Autos

Construyendo el Chevy '66 SS 396 Impala de Revell - escala 1/25

por Marcos Cruz © 2015 Modeler Site

Aviso legal

Ningún material de MS puede ser copiado, reproducido total o parcialmente, republicado, descargado de la red, trasmitido, anunciado, o distribuido de forma alguna, por ningún medio existente y o por inventar. A sola excepción de que usted descargue de la red una copia de los materiales en una sola computadora para su uso personal familiar, no-comercial, a condición de que usted mantenga intactos los derechos de propiedad literaria y otros avisos de propiedad. La modificación de los materiales o uso de los materiales para cualquier otro propósito es una violación de los derechos de autor y otros derechos de propiedad de Damian Covalski . Para los fines de estos términos, el uso de cualquier material perteneciente a MS en cualquier otro sitio WEB o computadora conectada a una red distinta de Internet esta terminantemente prohibida.

Lea más aquí > Aviso legal


Siempre quedo asombrado con el nivel de talento que encuentro en este sitio verdaderamente único. El nivel de detalle y destreza es de excelencia. La mejor parte?, es que tenemos la oportunidad de aprender de algunos modelistas sumamente talentosos y extraordinarios.
Mis sujetos de modelos a escala favoritos han sido siempre los clásicos Muscle Car Americanos o cualquiera que abarque el género de Factory Stock de modelismo automotor. Gracias a Internet, podemos encontrar montones de material de referencia en conjunción con fotos que nos ayudan a construir réplicas convincentes de la mayoría de autos de esta era.

 


Lo que estoy por compartir con ustedes amigos, no tiene que ver con superdetallar un modelo, o utilizar fotograbados para crear una replica única de un auto real, se trata más de lo básico y fundamental para obtener un modelo de auto que luzca limpio y profesional. Para el propósito de este artículo, decidí elegir el Chevy 1966 SS 396 Hardtop de Revell.


Pintura y construcción

Lo primero que hice fue preparar la carrocería para la pintura. Siempre chequeo las líneas de molde e imperfecciones en el plástico y las soluciono inmediatamente. Es muy raro encontrar un kit que luzca a la perfección cuando sale de la caja así que este paso es siempre ineludible. Una vez que las imperfecciones son localizadas y solucionadas, lijé la carrocería completa con lija de tela Micro Mesh grano 3200. La idea aquí es crear algunos dientes, o agarre, para las capas de imprimación que vendrían a continuación. Utilicé un bloque de lija cuadrado, conjuntamente con la lija de tela para las áreas planas como el capó, baúl y techo para facilitar este paso. En mi opinión, esta es la fase más importante para lograr un trabajo de pintura perfecto.

 

 

Otro paso importante es reparar las líneas de panel en el plástico antes de agregar cualquier clase de pintura o incluso las primeras capas de imprimación. Siempre he tenido éxito al rescribir la profundidad de las líneas de panel y agregar un lavado en esta etapa. Aunque es un poco tedioso y toma su tiempo, el resultado final es innegable.

 

 

Mi imprimador de elección has sido siempre Floquil Railroad Colors. Es un imprimador basado en solvente y funciona sin problemas y muy bien con el aerógrafo diluyéndolo un poco. Me gusta conservar los detalles de la carrocería intactos y este imprimador me da esa opción. También me agrada utilizar los colores mate de esmaltes Testors para mis trabajos de pintura, siempre que tengo la oportunidad. Los colores mate siempre resultan bastante más suaves y dejan muy poca piel de naranja en contraparte con los brillantes. 

 

 

Luego de dejar secar la imprimación durante un día, lijé con suavidad utilizando la lija de tela grano 3600. El imprimador juega un papel importante en la terminación final del modelo pintado. También permite al ojo ver fácilmente cualquier imperfección antes de decidir la pintura a elegir. Después de adelgazar el esmalte de Testors rojo mate a una consistencia de leche, aerografié dos capas a modo de llovizna con 30 minutos de intervalo entre las capas.

 

Esto me permitió localizar cualquier residuo de polvo volador que se hubiera depositado en la carrocería mientras la estaba pintando y esto da a la pintura algo de agarre para las próximas capas de pintura. Continué aplicando tres capa más del mismo modo asegurándome que todo quede bien cubierto. Esas últimas tres capas fueron aplicadas un poco más cargadas que las dos primeras y normalmente son conocidas como “capas húmedas”.

 

Luego de chequear si hay alguna imperfección en la pintura, la dejé secar durante una semana completa. Los esmaltes son de secado más lento que las lacas o las pinturas con base de agua, así que hay que un poco de paciencia es siempre un buen ejercicio cuando se decide por los esmaltes. Aquí hay una foto de un Revell ’41 Willys que pinté de una manera similar una vez que la pintura rojo mate estuvo seca y lijada con lija de tela al agua #3600 y 4000 sucesivamente. Observé de cerca las líneas de panel que fueron solucionadas en el plástico durante la fase previa. También vea cuan uniforme quedó la pintura.

 


Esta Nota es ofrecida en formato PDF, el cual puede ser leído o impreso usando el Acrobat reader, contacte a nuestro webmaster > Aquí

Incluye más de 81 imágenes, aquí solo mostramos las paginas de texto.

 

This article is offered in PDF format to be read or printed using Acrobat reader, contact our webmaster > Here

Includes more than 81 pics, here we show only the text pages.

 


Las fotos de gran tamaño solo están disponibles en el formato PDF.


Apóyenos ordenando nuestras notas en PDF > Aquí