Ciencia Ficción

Gundam Wing Deathscythe Bandai - escala 1/144

por Pablo A. Castro © 2004 Modeler Site

Aviso legal

Ningún material de MS puede ser copiado, reproducido total o parcialmente, republicado, descargado de la red, trasmitido, anunciado, o distribuido de forma alguna, por ningún medio existente y o por inventar. A sola excepción de que usted descargue de la red una copia de los materiales en una sola computadora para su uso personal familiar, no-comercial, a condición de que usted mantenga intactos los derechos de propiedad literaria y otros avisos de propiedad. La modificación de los materiales o uso de los materiales para cualquier otro propósito es una violación de los derechos de autor y otros derechos de propiedad de Mario Covalski & Asociados . Para los fines de estos términos, el uso de cualquier material perteneciente a MS en cualquier otro sitio WEB o computadora conectada a una red distinta de Internet esta terminantemente prohibida.

Lea más aquí > Aviso legal


Armar un modelo de ciencia-ficción no requiere habilidades modelísticas especiales. Por el contrario muchos de estos modelos están pensados para simplificar tanto la construcción como la terminación de los mismos. En efecto, empresas como Bandai producen modelos que pueden armarse sin pegamento y pueden terminarse sin pintar. Bandai tiene en su catálogo centenares de modelos con estas características y con diferentes niveles de complejidad. Aún con los kits más simples se pueden lograr resultados interesantes ya que el nivel de detalle y la posibilidad de movimiento son en general muy buenos.

 


Dentro del voluminoso catálogo de Bandai sobresalen por cantidad y variedad los modelos basados en las diversas series y películas de Gundam que desde 1979 se emiten en Japón en forma interrumpida. En occidente estas series comenzaron a ser emitidas hace sólo un par de años por el Cartoon Network. La serie Gundam Wing y la película basada en esta, Endless Waltz, fueron emitidas con éxito en occidente por dicha cadena de animación. El Mobil Suit Gundam Deathscyte es uno de los robots o mobil suits principales de esta serie. La versión que utilizaremos como ejemplo en esta nota es una de las más simples y económicas.


El modelo

El modelo es el típico snap-together de Bandai (que permite ensamblarlo sin usar pegamento). Viene con piezas inyectadas en varios colores (¡aun en un mismo árbol!) y partes inyectadas en vinilo que permiten un ensamblado simple y una gran poseabilidad al modelo.

Las instrucciones están en japonés pero perfectamente ilustradas con lo que no tendremos ningún problema en seguirlas.

Existen algunas discrepancias menores entre el modelo y el diseño original pero nada que me moleste tanto como para modificarlo por lo que el modelo fue construido casi como viene en la caja.

El modelo se arma en pocos minutos (¡me llevó menos de quince minutos!) pero el resultado final es muy bueno como un juguete y es muy divertido de armar pero deja bastante que desear como modelo a escala. El kit provee calcomanías autoadhesivas o stickers que incluyen insignias y paneles, que en teoría nos ahorrarían el trabajo de pintar el modelo. En verdad la sensación al armar este tipo de modelo es la misma que tenemos al armar esos juguetes sorpresa que vienen dentro de huevos de chocolate. Debido a esto, y a que me considero un modelista, decidí rearmar el modelo en forma tradicional, es decir: pegando, masillando y pintando.

 


Armado del modelo

Para separar las piezas del árbol utilicé un alicate de los empleados en electrónica. En este caso la calidad del plástico permite realizar cortes limpios sin que se produzcan pozos en la pieza (como ocurre con plásticos más blandos). Aún así, siempre conviene dejar un poco del plástico de sostén ya que luego lo podremos remover sin problema lijando o cortando.


En este modelo el encastre entre las piezas es muy bueno, salvo en los antebrazos en los que ambas mitades no se alinean correctamente. A fin de lograr uniones limpias y sin separaciones utilice la siguiente técnica "ancestral":

1) Coloqué cemento liquido en las dos partes a unir, dejando que el cemento actuara unos segundos disolviendo la superficie del plástico.

2) Uní ambas partes presionando fuertemente hasta que vi salir un cordón de plástico disuelto a todo lo largo de la unión, y manteniendo luego la presión con broches para ropa hasta que secó. No tuve necesidad de cortar las guías del sistema snap, las mismas ayudaron a mantener la presión durante el secado. Lamentablemente no en todos los modelos del tipo snap dichas guías ayudan y, muy frecuentemente, nos encontramos con que entorpecen la correcta alineación de las partes.

3) Una vez seco el pegamento, repasé la unión con una cuchilla tipo X-acto retirando ese verdadero cordón de soldadura que quedó donde emergió el plástico disuelto.

4) Para terminar la unión pasé lija de grado 600 y en algunas zonas mas problemáticas usé una lima de joyero. Las líneas de panelado las repasé con una cuchilla.

El resultado final es una unión invisible. Esta técnica fue aplicada a todas las partes

Antes

Después

 

Existen numerosas técnicas para lograr resultados similares. ¿Cuál es la mejor?, la que nos sea mas cómoda en el momento, con los materiales y herramientas que disponemos y con respecto al modelo que estemos armando. Lo mejor es ir probando y sacando nuestras propias conclusiones y no dejar que nos pontifiquen con tal o cual técnica o método.


Un tema muy importante, que debemos tener en cuenta al armar cualquier modelo, es planificar bien el trabajo estudiando a fondo las instrucciones y probando en seco (sin pegar) las partes a unir. En este caso antes de pegar las piezas debemos pensar en el ensamblaje final y el pintado del modelo. En efecto, en el modelo la cara va en color gris claro/blanco, mientras que el resto de la cabeza va en gris oscuro/negro, y lo mismo sucede con la cadera y el torso. De ensamblar el modelo como indican las instrucciones nos quedarían zonas de diferente color en una misma parte, lo que dificultaría el pintado posterior (tendríamos que enmascarar). Para evitar esto, corté los pines de unión entre la cara y la cabeza y el pecho y la cadera quedando así separadas las zonas oscuras de las claras.

En la próxima parte de esta nota, les contaré cómo pinté el modelo y algunos trucos para hacerlo ver más como modelo y menos como un juguete de huevo de chocolate.

 


En esta segunda parte de la nota les contaré cómo modifiqué y pinté el modelo del Deathscythe para que se vea más como un modelo que como un simple juguete para ensamblar.


Pintura

Para pintar el modelo utilice varios tipos de pinturas. Como pintura base utilice las lacas acrílicas de Krylon: blanco satinado en piernas y brazos, gris primer en las armas y mochila y negro para pizarrón para el resto del cuerpo. Muchos modelistas fruncen el ceño cuando escuchan que uso pintura en aerosol comprada en una pintutería, pero les aseguro que trabajando con cuidado se logran muy buenos resultados. Las pinturas de Krylon son muy finas y secan al tacto en minutos. No hay ningún secreto: al igual que con el aerógrafo se deben dar pasadas suaves a una distancia de ~20 cm del modelo, sin insistir en un único lugar, arrancando y terminando cada pasada lejos del modelo. El acabado es muy homogéneo pero si se quiere se puede pasar una lija de grado 1000 o mayor en zonas problemáticas. Ojo, hay que tener especial cuidado con el primer gris ya que deja una capa más gruesa que las otras pinturas ya que, al ser un primer, está pensado para ser lijado una vez seco a fin emparejar superficies que van a ser pintadas luego.

Para sostener las partes durante el pintado y secado suelo usar palitos de madera que vienen con la comida china o japonesa. Son muy útiles ya que podemos tallar los extremos para que calcen en las uniones de vinilo del modelo o en algún agujero. También uso pinzas de cocodrilo de las que se usan en electrónica, muy útiles para sostener partes pequeñas.

Cuando tengo que pintar con algún color básico (negro, blanco o gris) trato de usar estas pinturas ya que me ahorro todo el tedioso proceso de limpieza del aerógrafo y los resultados son equivalentes si se trabaja con cuidado, aún e modelos tan chicos como este Gundam. Pero no se puede evitar del todo el aerógrafo si se busca dar una buena terminación a un modelo. En este caso lo utilicé para dar volumen al trabajo de pintura. Al igual que en el pintado de figuras podemos dar luces y sombras a nuestros modelos (en especial sí se trata de un mecha japonés).

Para las parte más claras (mochila, piernas, brazos y parte superior de las piernas) realicé un sombreado en varias pasada suaves con pintura acrílica color humo de Gunze (también se puede usar la de Tamiya) diluida al 50% en propanol. El sombreado lo realicé a baja presión resaltando los concentrándome en los bordes, líneas de paneles y aristas. Lo bueno de trabajar con pintura alcohol sobre una base que no es soluble (en este caso la pintura de Krylon) es que si nos equivocamos o no nos gusta el resultado podemos borrar lo que hicimos con un trapo humedecido en alcohol. De hecho, una de las piernas la tuve que limpiar con alcohol y sombrear tres veces hasta que me convencí del resultado.

Podría haber terminado la pintura de las partes blancas en esta etapa pero el resultado me parecía muy exagerado. Por ello pinté el interior de cada panel sombreado con pintura blanco mate de Tamiya diluida. De esta forma se obtienen bordes ligeramente más oscuros y el centro de cada panel más claro produciendo un efecto de mayor relieve. Las partes pintadas de gris base las terminé sólo con el sombreado con la pintura color humo.

Dado que el Deathscythe aparece de un color entre negro y gris muy oscuro opté por aplicar gris FS 36081 de Gunze sobre las partes pintadas previamente de negro (brazos, tórax, cabeza, antebrazos y pies). Al igual que en el caso de las partes claras, fui aplicando suavemente con el aerógrafo ajustado en trazo fino de adentro hacia fuera de los paneles, de forma que los bordes y aristas de las partes quedaran más oscuros que el centro. El negro base se transparenta dando así una sensación de volumen que una capa de un solo tono de pintura no puede dar.
También se pueden emplear pasteles o tizas en polvo para sombrear. En ese caso se aplica con pincel o hisopo polvo de tiza o pastel sobre las aristas y líneas de panel. El efecto no es tan bueno como con el aerógrafo pero en algunos casos da resultado (¡y es mucho más rápido!)

El borde amarillo en los hombros fue pintado con pintura amarilla de Humbrol antes de pintar de negro. Luego de un par de manos y de dejar secar unas 48 hs enmascaré la zona con cinta de enmascarar de Tamiya y apliqué la pintura en spray y luego el sombreado con aerógrafo. Una vez seco todo retiré la cinta.

La hoja de plasma de la guadaña fue primeramente pintada con el aerosol blanco satinado de Krylon. Para imitar el efecto del plasma utilicé resaltadores fluorescentes amarillo y verde. Al principio la tinta no agarra bien pero de a poco la pintura base la va absorbiendo. Pasando un papel absorbente por los bordes retiré parte de la tinta simulando el resplandor del plasma. Es una lastima que estas armas "flamígeras" no vengan en plástico transparente como en otros modelos de Gundam (como dije en el artículo anterior, este modelo es de la línea más económica y no se puede pretender mucho más).

También en este caso podemos corregir fácilmente con alcohol si nos equivocamos. Para proteger el trabajo, cubrí todo con aerosol Krylon transparente brillante (no, ¡¡no soy accionista de Krylon!!).
Las toberas de escape fueron aerografiadas con pintura Gun Metal de Model Masters y realzadas con toques de aluminio de la misma marca.
Las partes amarillas las pinté con amarillo acrílico de Gunze.


Problemas…

No todo es fácil en la vida de un modelista, por más que nos esforcemos las leyes de la naturaleza nos juegan en contra… una ráfaga de viento hizo volar la piezas más chicas de mi mesada de trabajo un día aciago que yo no estaba en casa. El tiempo y una aspiradora descontrolada hicieron desaparecer una de las rendijas de ventilación del pecho de mi Deathscythe. El editor de esta prestigiosa publicación me conminó a que la rehiciera en scratch cuanto antes ya que alguna ley de Murphy del modelismo postula que, en cuanto terminamos una pieza en scratch, aparece la que habíamos perdido. No fue este el caso. 

La opción de copiar la pieza con un molde de silicona y pegamento epoxy de dos componentes no era directamente aplicable en este caso ya que la pieza restante era imagen especular de la que faltaba. Por suerte las dos placas paralelas que forman la pieza tienen idéntica forma. Hice un molde con silicona dental y con epoxy de dos componentes reproduje la pieza que me quedaba. Antes de que el epoxy endureciera totalmente corté las placas que componen la ventilación y las re-ubiqué de forma especular con respecto al original. Unas láminas de plástico y cianoacrilato de por medio y volví a tener la pieza perdida. ¡¡Uffff!!


Algunas mejoras

La estrella del escudo del Deathscythe viene grabada en el mismo y no en relieve como se ve en la serie o en los dibujos de la caja e instrucciones del modelo. Dado que tenía por ahí otra figura de Gundam con una estrella similar, decidí copiarla con silicona dental para luego reproducirla con pegamento epoxy de dos componentes. Para adaptarla al escudo del Deathscythe tuve que hacer algunos cortes y masillar las ranuras que quedaron. Bastante trabajo pero el resultado es mucho mejor que el sticker que propone Bandai…


Acabado final

Antes de empezar a agregar detalles de pintura cubrí todo con varias manos de Future para pisos para proteger la pintura anterior (también se puede usa Clear acrílico de Tamiya o Model Masters con similares resultados). De esta forma el modelo termina con un acabado brillante poco realista que luego tendremos que corregir.


Las líneas de paneles fueron resaltadas usando varias técnicas

Marcador Gundam fino. Se supone que sirve para hacer todo el panelado pero el efecto final es muy exagerado así que lo usé sólo en algunos puntos (demarcación entre la banda amarilla y los hombros, etc.)

Panelado/lavado con acrílicos. Esta es una vieja técnica sacada de una de esas viejas revistas de papel de modelismo "fino". El truco consiste en preparar una mezcla de pintura acrílica (Tamiya en este caso), detergente para lavar platos y agua en proporciones iguales. Esta mezcla se aplica en las líneas de paneles y se deja secar una media hora. Pasado dicho tiempo se remueve le exceso con un hisopo de algodón apenas humedecido con agua. Esta técnica la apliqué con un pincel fino en todas las partes oscuras empleando como pintura gris neutro de Tamiya. La mezcla corre por capilaridad aunque a veces podemos ayudarla un poco con el pincel.
 


Panelado con óleos. Vieja técnica modelística. La utilicé en las piernas y pies para resaltar recovecos y líneas de paneles. Se diluye pintura al óleo con diluyente sin olor (para pinturas al óleo, claro) y se la pasa con un pincel fino por los paneles. Al igual que en el caso del acrílico, esta mezcla corre por capilaridad a lo largo de las líneas, lo cual es algo lindo de ver. Una vez seca (puede tardar casi un día en secar) se remueve el exceso como en el caso anterior. Para acelerar el secado se puede usar diluyente para barniz o pintura normal.
 


Lo bueno de estas dos técnicas es que si no nos gusta el resultado podemos borrar todo sin afectar la capa de abajo (Future o barniz acrílico). En el caso del lavado con acrílicos simplemente lavando con agua y en el caso de los óleos con el mismo diluyente para óleos.

En algunos puntos apliqué pincel seco para realzar detalles desgastes e hice marcas con una cuchilla X-acto para simular daño. Estos últimos así como los desconchones de pintura, a mi modesto entender, deben ser mínimos en esta escala. Tengamos en cuenta que la escala del modelo es 1/144 por lo que, si simulamos una zona donde saltó la pintura (por ejemplo con pintura plateada) de algunos milímetros de radio, éstos se traducen a decenas de centímetros al tamaño real del robot. Semejante nivel de deterioro no lo encontramos normalmente en máquinas operativas. A la hora de hacer desgastes conviene ver como se desgastan máquinas reales tales como excavadoras, locomotoras, grúas, etc. y luego trasladar a la escala del modelo lo que observamos. Otro punto a tener en cuenta es el entorno en el que nuestro modelo opera. En el caso de los Gundam de Gundam Wing es esperable un buen nivel de mantenimiento ya que se trata de maquinas únicas hechas a medida par un piloto de elite. Así que, salvo que queramos representar un terrible daño en combate, debemos limitar a un mínimo los desgastes en este tipo de modelos.

Para finalizar, cubrí todo el modelo con una mezcla de Future y base mate de Tamiya. La proporción exacta no la puedo dar (no me la acuerdo…) pero hice la mezcla y fui probando hasta obtener un acabado semi-mate. El Future se mezcla muy bien con la pasta mate de Tamiya pero no recomiendo mezclarlo con pinturas de esa marca ni de Gunze ya que tienden a formar grumos.


Stickers

Se los regalé a mis hijas para que jueguen salvo por uno: El único sticker que utilicé en toda la construcción es el de los ojos. Se ven muy bien ya que reflejan la luz al ser metalizados. Para realizar la luz o sensor de la frente, pegué un rectángulo de sticker plateado en la cavidad y lo cubrí con pintura transparente verde de Gunze.


Conclusión

Es un kit muy fácil de armar que vale la pena construirlo y pintarlo como modelo y no ensamblarlo como juguete. Tiene una excelente relación calidad/precio pese al tamaño y me divertí mucho construyéndolo.

 


Referencias

Sitio oficial de Gundam de Bandai (en inglés). En este sitio hay información acerca de este modelo en particular así como de las series de Gundam en general:

http://www.gundamofficial.com/www_ac/gw/mecha/mecha_gundam_death.html


Apóyenos ordenando nuestras notas en PDF > Aquí